Constanza Ramírez Zúñiga

Constanza Ramírez Zúñiga

Título Tesis: “Quien muere soy yo. Transfiguración textual de la herida de la vida en Diario de muerte (1989), de Enrique Lihn, y en Veneno de escorpión azul (2007), de Gonzalo Millán”

Resumen

Desde una perspectiva que vincula psicoanálisis y reflexiones filosóficas sobre el lenguaje, este trabajo aborda las figuraciones de la muerte tal como surge en los “textos de muerte” Diario de muerte (1989), de Enrique Lihn, y en Veneno de escorpión azul (2007), de Gonzalo Millán.

El objeto de estudio de mi investigación radica en el análisis de la transfiguración textual de la herida existencial que implica saberse de cara a la muerte inminente, tal como la leemos en Diario de muerte (1989), de Enrique Lihn (en adelante DM) y Veneno de escorpión azul. Diario de vida y de muerte (2007), de Gonzalo Millán (en adelante VEA). Ambos escritores chilenos. Enrique Lihn y Gonzalo Millán escriben conscientes del cáncer terminal que los aqueja, por lo tanto, están conscientes de que van a morir. Esta situación existencial se halla impresa en el cuerpo del texto que construyen, moldeándose así una escritura vuelta hasta la propia muerte inminente. Esta inminencia la entenderemos en términos de Heidegger, quien sostiene que la inminencia de la muerte no se asemeja al ser inminente de una tormenta o de lo que está próximo a comparecer, sino que se refiere a la toma de conciencia de que la muerte constituye la posibilidad más propia del Ser Humano. Esto es que, en tanto inminente, la muerte figura la única posibilidad cierta de él. Ello lo funda, entonces, como un ‘ser-para-la-muerte’. Esto es un ser que, entre sus muchas y fortuitas posibilidades, solo una es necesaria: morir. La conciencia de ello, a su vez, lo determina en la conciencia del sí mismo que es en el modo auténtico.

  • |
  • |